El Ministerio de Hacienda ha elevado la exención fiscal de los cheques y tarjetas de comida, pasando de 9 a 11 euros diarios, lo que permitirá un ahorro de 600 euros anuales en el IPRF para los trabajadores que utilicen los vales de comida a diario, según el cálculo de la Asociación Española de Empresas de Vales de Comida y Otros Servicios (AEEVCOS)

La patronal de vales de comida ha señalado que, desde la puesta en marcha de la iniciativa de los vales, el absentismo laboral se ha reducido un 37,7%, lo que supone un aumento de la productividad empresarial superior a 1,7 millones de horas.

El aumento de la exención fiscal se acerca al coste medio del menú de mediodía en nuestro país, que en los últimos años se había visto incrementado por la inflación y por el aumento de los costes de producción para los restaurantes.

El aumento del valor facial tiene un efecto positivo en el sector de la hostelería, ya que los vales de comida tienen un impacto directo de 619 millones de euros en el sector, generando 15.000 empleos directos, con el aumento de recaudación fiscal neta para el Estado, según AEEVCOS.

El departamento dirigido por Cristóbal Montoro incluyó esta medida en un Real Decreto aprobado en el último Consejo de Ministros del 2017, que introducía cambios en el reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

“El menú del día lleva décadas siendo modelo de éxito de nuestro país, y esta medida supone un refuerzo de esta fórmula que cada vez presenta una oferta más diversificada, con diferentes opciones, lo que requería también una adaptación en el importe sujeto a exención fiscal”, ha apuntado en un comunicado el secretario general de la Federación Española de Hostelería (FEHR), Emilio Gallego.
(El País, 03-01-2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *